En la Selva

Tuve la oportunidad, por 4ta vez, de estar al uno de los estados más hermosos de nuestro país, AMAZONAS.

Fue una experiencia fenomenal el pode compartir con mis hermanos Piaroas, en una comunidad pequeña en tamaño pero grande de Corazón.

Pudimos hablarles sobre el amor de Cristo, tener devocionales todas las mañanas, mientras veíamos el amanecer, también ellos nos abrieron su corazón y pudimos conocer sus inquietudes acerca a Dios.

Los Pueblos Indígenas conforman gran parte de la Cultura Venezolana, que es rica en diversidad de idiomas, dialectos, costumbres que varían de etnia en etnia, comidas, relatos, rituales, música típica, y demás aspectos que han permanecido en el transcurso de la historia.

Pude ver la necesidad que tienen de comprender la existencia de un Dios verdadero, viviente, que los Escucha y Ama. También pude ver su fe en ÉL, que sin confiar mucho en los medicamentos comunes, como lo hacemos nosotros los “Criollos”, ellos Oran primero y luego preparan sus medicinas naturales con hierbas de la selva, que muchas veces para un remedio para la gripe o el malestar estomacal, no tienen muy buen sabor pero que realmente es efectivo con el ingrediente principal, “El poder de la Oración”.

Si es cierto que existe mucha diferencia entre las costumbres de Criollos con Indígena, pero sinceramente no he podido olvidar el rico sabor de sus comidas, como un MOROCOTO frito, o un Juguito de MANACA CON MAÑOCO. Lastima que sólo pueda traerme en mi maleta un poco de MAÑOCO, ya que su durabilidad no es tan efímera.

Aprenderme canciones, palabras nuevas cada año, me anima mucho a querer seguir visitando a mis amigos que con amor nos esperan y nos dan un lindo recibimiento, sin embargo, con tristeza en sus rostros y corazones nos despiden, cuando nos toca finalizar nuestra jornada.

Oro por los pueblos Indígenas, que Dios les siga hablando a sus vidas, que ellos puedan perseverar en seguir a un Dios vivo, que más y más obreros se animen a esta hermosa obra que, definitivamente, nació en el Corazón de El SEÑOR
 

Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo,    y enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado. Y yo estoy con vosotros Todos los días, hasta el fin del mundo.    Amén.
MATEO 28: 19-20

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: